Dr. Antonio Mimoso, colegiado nº 54436

Seguramente ya conoces los beneficios de las soluciones de agua de mar en problemas como la congestión nasal o la rinorrea, pero, ¿sabías que también pueden resultar muy útiles como complemento terapéutico de la sinusitis o rinosinusitis? Revisamos los beneficios que puede aportar esta técnica en el tratamiento médico y quirúrgico de esta patología.

Beneficios de los lavados nasales

Los lavados nasales son una forma sencilla y segura de aliviar los síntomas de la rinitis, sinusitis, resfriado y otras molestias relacionadas. El paso de la solución salina por la cavidad nasal elimina por arrastre el moco y las partículas incrustadas, hidrata la mucosa y promueve el aclaramiento mucociliar.

No obstante, el lavado nasal no siempre es suficiente. Las personas que padecen rinitis alérgica o rinosinusitis a menudo requieren fármacos orales o tópicos para controlar sus síntomas. En función de la causa subyacente, pueden requerir antihistamínicos, descongestivos, corticoides o, incluso, antibióticos (en caso de rinosinusitis bacteriana).

En estos casos, los lavados nasales resultan un complemento terapéutico que ayuda en el alivio sintomático. Incluso, algunos estudios muestran que las personas que usan lavados nasales de forma regular dependen menos de los medicamentos para el alivio de síntomas como la rinorrea o la congestión nasal.

Lavado nasal en rinosinusitis

La sinusitis o rinosinusitis es una afección que provoca la inflamación de las fosas y senos nasales y paranasales. Su tratamiento farmacológico puede incluir el uso de medicamentos orales o aerosoles nasales. La aplicación de lavados nasales para la rinosinusitis proporciona cuatro beneficios principales:

  • Ayuda a eliminar el moco espeso y a drenar adecuadamente la cavidad nasal.
  • Mejora la función ciliar, que es el mecanismo natural de limpieza de la mucosa nasal, a la vez que reduce el edema (hinchazón), lo que favorece un mejor drenaje de los senos.
  • Si se realiza antes de la aplicación de los aerosoles nasales, mejora la penetración de los fármacos en la mucosa nasal.
  • Además, hay evidencia de que el lavado nasal que se realiza mediante un dispositivo de spray nasal presurizado ayuda a eliminar las bacterias por arrastre.

Los lavados nasales en el tratamiento quirúrgico de la sinusitis

La sinusitis crónica o recurrente a menudo tiene como causa subyacente una alteración anatómica de las cavidades nasales, como por ejemplo la presencia de pólipos nasales o el tabique nasal desviado. En determinados casos, se requerirá cirugía para subsanar estas alteraciones y ofrecer una mejor expectativa de recuperación para el paciente.

Los lavados nasales en este caso se convierten en una necesidad en las semanas posteriores a la cirugía, ya que permiten eliminar las secreciones nasales, los restos de sangre y otros deshechos de las mucosas, como las costras post quirúrgicas, favoreciendo una recuperación más rápida.

Puede encontrar más información acerca de soluciones de agua de mar para el cuidado de la nariz en este enlace.

Antonio Mimoso
Author

Num Colegiado. 54436 Col.legi de Metges de Barcelona.

Diplomado en enfermería por la Universitat de Barcelona. Bellvitge.
Máster en enfermería de Salut Publica y Comunitaria por la Universitat de Barcelona. Bellvitge.
Grado en Medicina por la Universitat de Barcelona.
MIR Medicina Familiar y Comunitaria. Barcelona

Déjanos tus comentarios